martes, 23 de octubre de 2012

Reflexiones potpurrí en voz alta II



Unas palabras que nos lleva a reflexionar sobre nuestro destino y existencia, lo que viene a ser lo mismo, ¿quién soy? Y ¿a dónde voy?

Cada uno en algún momento de su vida se habrá preguntado eso al menos alguna vez .EL caso es que hay que hacerse  una pregunta simple:  “soy feliz?” y en función  de la respuesta, ir actuando o reaccionando.A veces no es tan sencillo porque implica la felicidad de otras personas que dependen de uno pero en esencia todo se reduce a eso.

No sé si hay tal Plan de evolución  y es realmente lo que hay y estamos aquí para aprender lecciones de vida las cuales aprendemos conforme vamos avanzando,cada uno a su nivel y a su debido tiempo y eso forma parte de un Plan Divino que nos toca experimentar. A veces aprendemos a base de palos…”a las buenas o a las malas”, muchas veces es a las malas porque nos rebelamos, no queremos ver lo que hay delante de nuestros ojos o preferimos ignorarlo hasta que el destino se encarga de que al final lo percibamos; todo y con nuestras limitaciones: empezando por nuestros 5  delimitados sentido.Otras veces, es como si fueramos dando palos de ciego y hacemos caso omiso de nuestras intuiciones que nos avisan de que algo va mal,pero a pesar de todo,el corazón elige arriesgarse a vivir algo que puede que no sea tan necesario. Dudo que hayamos elegido “jugar” a ese juego de la vida, pero lo que sí sé es que podemos elegir en cada momento aunque no sepamos verlo.Por otra parte,Lo que sí a veces pienso a mis adentros si todo eso no será una gigantesca  broma cósmica y existen "Dioses caprichosos" ávidos  de hacernos danzar a ritmo de muñecos articulados.


Cuanto más leo sobre esos temas más me doy cuenta de que no hay nada nuevo  inventado hasta  nuestros días y  quizás nuetros ancestros sabían hace miles de años mucho más sobre como estar en contacto con el presente ,estar en comunión con la naturaleza y sobrevivir sin dañarnos como lo hacemos en este siglo.No tenían tanta información ,tecnología o  medios para tener la capacidad de comprender el mundo  a nivel cientifico pero a nivel filosófico, ya lo tenian todo pensado.
Quizás el gran fallo (genético) que tengamos desde el principio es el no recordar  el porque estamos aquí y quienes somos en realidad.


El Poder de elegir


Todo lo que se nos presenta en la vida lo atraemos por darse las condiciones apropiadas para evolucionar.

La conciencia ordinaria, en general, no tiene la impresión, ni el mínimo recuerdo, de haber elegido o atraído conscientemente cualquier cosa. Si fuésemos conscientes de ello, podríamos percibir el hilo de los acontecimientos de nuestras vidas, así como la coherencia perfecta con nuestro Plan de evolución.

Pero tenemos el poder de elegir y en función de esas elecciones, atraeremos las circunstancias.

Nada está decidido de antemano. Todo se decide, minuto a minuto, en función del proceso de aprendizaje.

Durante el proceso nos volvemos, cada vez más, creadores conscientes. Nuestras vidas se construyen con el fin de realizar nuestro aprendizaje.

Lo que se presenta en nuestra vida está determinado por nuestro proceso evolutivo. En cada vida estamos en proceso de aprendizaje, de construcción, de rodaje, de refinamiento, de armonización y de integración de las diferentes partes de nuestro "vehículo”. Lo que queremos experimentar en nuestras vidas, son todas las situaciones que nos son necesarias para aprender y desarrollar cualidades a todos los niveles del ser.

La lección no vuelve a presentarse cuando ya se ha aprendido, como en la escuela...Vuelve a aparecer sólo cuando estamos dispuestos a aprenderla, como en la escuela...

Estamos en la escuela de la vida, siempre con el mismo objetivo: avanzar en conciencia, en sabidurías y en amor y aprender a conocer las grandes leyes del Universo, a fin de crear un mundo de paz, de dicha y de abundancia para todos en este planeta.

La vida (hecha de vidas sucesivas) es una gran escuela, con clases, niveles, exámenes y pruebas; ¡ e incluso con vacaciones ! En ciertas vidas se aprende con intensidad, las cosas se mueven, los acontecimientos se precipitan, estamos sometidos a pruebas continuamente. Durante otras vidas, hay más tranquilidad, descansamos, integramos.. .......

El aprendizaje es una integración cada vez mas profundas, de la realidad de nuestra propia divinidad.

Lo importante es integrar la lección que la vida nos propone aquí y ahora, estar presentes en nuestra vida aquí y ahora, y conducirla de la manera más consciente y mas armoniosa con nuestros recursos del momento. El trabajo hay que hacerlo aquí y ahora, exactamente allí donde nos encontramos, exactamente en las condiciones en las que estamos.

Estas condiciones son precisamente las que han sido elegidas por nuestra conciencia superior a fin de dar el máximo de oportunidades de evolución.

Todo trabajo de evolución, incluso el trabajo de cambio de contexto de pensamientos, puede percibirse como el viaje de la conciencia a través de diferentes dimensiones. Pero este viaje tiene una meta...acelerar el proceso y acercarnos cada vez más a la paz, a la luz y a la libertad.

Ese es el juego que hemos elegido jugar.

(Basado en "El poder de elegir" - Annie Marquier-)

2 comentarios:

  1. Buenas noches Flor, la pregunta no es si uno es feliz sino, si a uno le dejan ser feliz. Siempre hablando por mi y yo soy un mundo así como cada persona lo es. Respecto a la capacidad de mejora del ser humano.... existe, pero su rango dependiento de la persona es muy amplio, me temo que yo ya no tengo mucha posibilidad de mejora. A base de pasarlas canutas, que tú lo sabes, he llegado a ser una persona medianamente aceptable, demonizada, pero aceptable. Y lo de demonizada tal vez no acabes de entenderlo, pero si me crees cuando te digo que aquí donde vivo y también donde vivía, no puedo ni toser ni hablar ni casi nada, porque todo lo que diga o haga puede ser usado en mi contra pues ya te lo explico un poco. Tienen tan mal concepto de mi, que si digo "castaña" (ahora que estamos en época, y por decir algo simple e inocuo), ellos rápidamente ya enhebran el posible significado maligno que yo haya podido darle a esa palabra que he dicho en voz alta. En fin Flor, feliz feliz no mucho la verdad, tengo dias, pero no demasiado, y eso que vivo bien, sin problemas (aun) compro discos, los oigo... friego los platos, veo el fútbol... y no me expando más porque tampoco estoy para mucho trote. En mi caso me parece que no existe mucho margen de mejora.

    un beso Flor!!

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Ned!Perdona mil si discrepo con alguna cosa que dices,"Dios" me guarde de dar consejos cuando yo no soy la persona más indicada para hacerlo aunque sé demasiado bien de qué me hablas pero no estoy de acuerdo contigo cuando dices que no tienes mejora porque yo sí he visto en ti mejora a lo largo de todos esos años.Además para mi eres una persona mucho más que medianamente aceptable como dices,precisamente por tu creatividad y capacidad de ponerte en la piel de otros,cosa que no todo el mundo sabe hacer...
    Gracias mil por pasarte.Un abrazote.

    ResponderEliminar