martes, 1 de mayo de 2012

El calor de tu alma






El sol  emerge del horizonte en todo su esplendor en color naranja cálido, y, en cuestión de segundos, desaparece escondiéndose en una densa e irregular  condensación de nubes blancas.


 Resplandece casi  entre dos franjas en las que los rayos por la parte inferior se concentran y forman una especie de aureola creando así una nueva, única e inolvidable  escultura.


 En esos colores intensos, complace  el recuerdo de tus manos  acariciando dulcemente mis mejillas, tú expresiva y tierna mirada protectora, el calor de tus labios rozando los míos, Uniendo nuestras almas  para fundirse, solo unos instantes, armonizando ansiado vértigo  de  eternidad.

4 comentarios:

  1. Flor, no es que me haya gustado, es que este poema en prosa te ha salido muy bonito, una expresión artística propia del ser humano que eres. Felicidades.

    Y también acabo de leerme el post anterior, tienes mucha razón, desde luego quejándonos y lloriqueando no va nadie a ningún lado y la sinceridad es (como decía Calamaro) una obligación y no una virtud.

    Abrazo grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ned,
      Estoy de acuerdo con Calamaro,no lo había oido nunca y me parece muy acertado.Gracias por comentar y pasarte! :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Joder que texto mas bonito Flor!!!
    El inmenso poder sugestivo e inspirador de las bellezas de la naturaleza haciendo de las suyas una vez mas...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Addison,
      Wao..gracias por el feed back! me dan ganas de bailar ea.. esa canción del lunes al song:"Lets twist again" de la alegría que me ha dado.
      Un abrazote!

      Eliminar